jueves, 21 de mayo de 2009

DISCULPE USTED SEÑOR GALEANO, LE FALTÓ LA COLETILLA.

Hace algún tiempo me siento muy halagado, todos los días recibo información muy valiosa desde amigos y otras listas en las que por casualidad se coló mi correo-e. A veces, como hoy, aparecen artículos que me conminan a participar, a exponer mis propios criterios acerca de.

Hoy recibí “Disculpe la molestia”, de Eduardo Galeano, y salí al ciberespacio a encontrar la fuente para colocar al pie mi comentario, pero quien lo reproduce no da esa oportunidad. Por eso, abrí mi blog y comencé a escribir:

Lo aprendí en las clases de Filosofía Marxista que impartía el legendario y sabio Pellón... ¿se escribe así?... toda ideología sigue una tendencia, la justifica y defiende tomando partido, algo que resumíamos en un solo enunciado: "Los comunistas son los buenos y los capitalistas son los malos". Después, leyendo más allá del Manifiesto, mirando detenidamente a Orwell, Benedetti, o Silvio Rodríguez; descubriendo textos prohibidos en Cuba, repasando aquellos sobre producidos y de obligatoria lectura en mis años de estudiante, y viviendo la realidad aprendí que tan abominables son los campos de concentración del fascismo como los del comunismo, deplorables son los crímenes de Hitler, Franco, Stalin, Pinochet, Castro, Chávez, Ceaucescu, Machado, Breshniev, Batista, Bush, las Farc, los Montoneros, ETA, IRA o el M-26-7.

Con el tiempo descubrí que lo bueno es tener elecciones libres y democráticas que saquen del poder a gobernantes indeseables, y no tener que esperar que se los lleve la muerte con el cetro entre las piernas, disfrutando el incuestionable cargo de dictadores vitalicios. Descubrí, y disculpe usted señor Galeano, que el enunciado que nos enseñó el sabio maestro de Filosofía llevaba una coletilla muy benedettiana (1): "Los comunistas son los buenos y los capitalistas son los malos... y también viceversa".

(1) Viceversa, por Mario Benedetti

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte

Tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte

Tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte

o sea
resumiendo
estoy jodido y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también viceversa.

PE: (Lectura opcional) Lo que no le perdono a MB ni a mi mismo, es haber puesto alguna vez en las manos de un dictador la esperanza de un mundo mejor, yo me siento estafado y ojalá que él también, pero de todos modos le agradeceré su obra por toda mi vida. La de EG... no tanto. AGS.
video

1 comentario:

  1. Seguro, a veces me pregunto cómo personas, intelectuales principalmente, no lograron divisar en aquel entonces el monstruoso aparato que se estaba creando y cómo luego lo apoyaron para darle enérgica vida. Cualquier dictadura es horrible, sólo hay que luchar por conseguir una democracia lo suficientemente fuerte como para no dejar entrar a esos bárbaros o sacarlos cuando sea necesario.

    ResponderEliminar