martes, 31 de mayo de 2016

LOS MILITARES PUNDONOROSOS COMANDAN SUS REGIMIENTOS.

Hugo Chávez se desafuera en la Cumbre.


“No se fundan pueblos mi general, como se comanda un regimiento”, así le escribió José Martí en carta a Máximo Gómez en 1895, después de haber tenido con él una acalorada discusión en Montecristi. Una discusión que Gómez reseña en su diario con muy malas pulgas y ningún asomo de tolerancia o comprensión. Una afirmación que quizás algún día nos ayude a explicar las extrañas circunstancias de la muerte en combate de José Martí.

Si hubiéramos entendido en estas palabras del Apóstol cubano la incapacidad de los militares para tomar decisiones democráticas en la vida civil y fundar pueblos libres, no tendríamos hoy en América tantas sociedades castradas. El militar está hecho para una profesión muy especial y honorable, pero que tiene en su esencia la represión violenta. Para algo son sus armas.


Cuando los militares asumen el poder de un gobierno, no se quitan con el uniforme la idiosincrasia, la vocación y la psicología castrense, como tampoco los militares autodidactas, popularmente conocidos como guerrilleros, hacen desaparecer junto con sus barbas las ideologías “revolucionarias”, ni se olvidan jamás de que “la lucha armada” es para ellos la única vía hacia los cambios necesarios.


El desafuero de Chávez en la recién concluida Cumbre es más que elocuente. Su muestra de intolerancia, su incapacidad de escuchar, su lenguaje violento, ofensivo, propio de barracas y barricadas, construido con la intención de provocar en sus adeptos violencias físicas, es la prueba más reveladora de la certeza de la afirmación martiana. Chávez es un militar, pero por demás, incapaz de controlar sus iras en la vida civil, desconocedor de las tolerancias democráticas, incapaz de fundar pueblos, dispuesto a arrasarlo todo para construir el supuesto socialismo del siglo XXI, y como su modelo de La Habana, capaz de no dejar piedra sobre piedra en el intento de ostentar el poder total y de por vida.


Así como Castro estigmatizó a sus rivales y juró y perjuró durante casi medio siglo que en Cuba no hay ni opositores ni presos políticos sino “mercenarios” y “contrarrevolucionarios”, Chávez ha descalificado toda oposición con variados epítetos, y el 10 de noviembre, en la XVII Cumbre Iberoamericana, en Santiago de Chile, subió la parada al acusar a José María Aznar de fascista.


Quizás el comandante pensó que así se bañaría en protagonismo y que Zapatero, jugando a la politiquería, se haría eco de sus maledicencias, por aquello de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Pero Chávez se cogió el culo con la puerta, porque el Presidente de España dio una prueba de civismo inigualablemente martiana, y le cortó el paso justamente argumentando que en democracia son inadmisibles las descalificaciones e injurias entre adversarios políticos y exigió respeto.

Fue tal el desafuero de Chávez, quien interrumpía constantemente la exposición de Zapatero, que sacó de sus casillas al mismísimo Rey don Juan Carlos, quien ofendido y manoteando le espetó textualmente: ¿¡Por qué no te callas!? Pero Chávez no tiene capacidad para admitir que en democracia se escucha y se tolera la diversidad ideológica, que los opuestos no son guerreros en campaña. El comandante está sicológicamente entrenado para ver a desestabilizadores o magnicidas donde sólo hay opositores, y por su idiosincrasia trocará una y mil veces las palabras ciudadano por soldado y lanzará los tanques a las calles si así lo entendiera necesario. Chávez no admitirá jamás que en una democracia los militares pundonorosos se dedican a comandar sus regimientos, y ni los reyes tienen que mandarlos a callar.

EL DERECHO DE NACER O LIMPIARSE CON ALIAS FIDEL CASTRO

Contigo en la distancia
En los inicios de la radio en Cuba, se popularizó una novela que medio siglo después de su desaparición continúa en las mentes de muchos cubanos. Uno de los ganchos más ingeniosos que tuvo aquel culebrón, fue Don Rafael del Junco, un personaje que dejó de hablar por decenas de capítulos, y se convirtió en la primera celebridad cubana que brilló, literalmente, por su ausencia. Cada día, millones de radio escuchas se aferraban a su aparato receptor con la esperanza de enterarse de lo que Don Rafael estaba por decir.

A tantas décadas de distancia, el tabloide Granma, resucita de tiempo en tiempo la esencia del ilustre personaje, publicando editoriales firmados por Fidel Castro. Sin embargo, quien escribe las llamadas “reflexiones” –riflexiones diría Zumbado- no consigue parangonarse al genio de Félix B. Caignet, autor de la original radio novela titulada El Derecho de Nacer, porque nada tiene ya que decir este neo-Don Rafael, nada nuevo tiene que reflexionar.

En sus dichos arremete, como siempre, contra el “imperialismo yanqui”, a quien culpa de las miserias en que se hundió Cuba durante el último medio siglo. Pero el rating de alias Castro es insignificante, porque todos saben que el único culpable de esas miserias fue el castrismo, un sistema dislocado que desbrozó la economía cubana y la dejó sin centrales azucareros, sin industrias, sin agricultura y sin moneda nacional -a pesar de que organismos internacionales pronostiquen cifras altísimas de desarrollo, comprensibles sólo si se tiene en cuenta que Cuba tampoco tiene capacidad para ofrecer estadísticas ciertas-.

Y a propósito de estadísticas, el rating de alias Castro tampoco se puede medir por el número de tabloides vendidos, porque quienes lo compran no siempre lo hacen con la intención de leerlo. Gracias a las mismas carencias que el régimen erigió, al comprar el tabloide, los cubanos adquieren el sustituto de un artículo primordial y deficitario desde hace casi medio siglo en el mercado de la isla. Los cubanos, en la intimidad de los retretes, utilizan el tabloide para necesidades más apremiantes que leer sus páginas.
Más información sobre FBC:

LA BODA DEL SIGLO

Los cambios en Cuba 2
Circula en la Internet el video de una boda celebrada en La Habana y transmitida el 12 de febrero por el programa “El Expreso”, uno de los espacios más populares de la diminuta oferta de la TV en la isla. Una fiesta farandulera, banal, cursi y frívola parecida a muchas otras que cada día los medios publicitan alrededor del mundo. Sin embargo, este insignificante suceso adquirió dimensiones desmesuradas debido a las sanciones aplicadas por las autoridades gubernamentales contra quienes participaron en esta transmisión.
video

Muchos somos los cubanos que tuvimos la oportunidad de trabajar o participar en fiestas mucho más escandalosas y “suntuosas” que esta boda, en lugares de muy alto abolengo, pero es justo anotar que ninguna de ellas fue transmitida por la TV cubana. Cada 8 de marzo, cada 31 de diciembre, cada 28 de septiembre, cada 26 de julio, cada 13 de agosto y cualquier día de cualquier mes de cualquier año, se derramaron, se derraman y se derramarán toneladas de banalidad en Cuba y se acompañan con platos y platillos de langosta, camarón, queso, caviar, jamones, coñac, cerveza, ron, champaña y otras infinitas chucherías. Pero nada de eso se ve por la TV cubana.

Estas fiestas “suntuosas”, nunca fueron algo de excepción, y desde hace algunos años dejaron de ser exclusivas para los miembros del polit buró o aparato. La tenencia lícita del dólar en el principio de los 90’s, posibilitó que un estrato de la sociedad cubana acumulara capital suficiente como para gastar en cumpleaños, bodas, bautizos etc., sobre todo esa capa social a la que pertenecen algunos ciudadanos colocados a la vera del camino del dólar, y que por su “apego a las reglas del juego” que rigen en Cuba les son toleradas sus banalidades. En este “apego a las reglas del juego”, por supuesto, están la discreción, la autocensura y la profunda convicción de que estas banalidades no deben ser difundidas por ningún medio.

Si los cambios en Cuba van por estos caminos, hasta el más necio debe entender que nada ha cambiado ni cambiará mientras el poder siga en manos de quienes la devastaron. Estas censuras y castigos son los mismos tantas veces aplicados, y para muestra un botón. El programa “Mientras tanto”, que condujo en los 70’s Silvio Rodríguez, quedó fuera del aire definitivamente y su conductor desempleado durante largos meses por hechos tan banales como los de esta boda. Algunos, enumerados por él mismo en una entrevista:
”1- Que yo había dado unas opiniones acerca de Los Beatles en la televisión.2- Que yo andaba con un ex recluso de la UMAP[1].
3- Que yo me reunía en Coppélia con unos jóvenes intelectuales de la Universidad medio sospechosos.
4- Que habían salido en un programa “Mientras tanto” dos personas dándose un beso en la boca […]”.Santo Domingo, 12 jun. 08
[1] Campos de concentración castro-estalinistas. (N. del A.)
Más información:

LAS NOTICIAS DE MI PAÍS ME AVERGÜENZAN

Cada tanto las noticias de mi país se escurren en los medios, y si alguna vez sentí alegría o nostalgia ante hechos similares, en la actualidad siento vergüenza.
Entre las que circularon en el pasado reciente, estuvieron la aparición en el mercado de la isla de los teléfonos móviles, y ciertos electrodomésticos que en el resto del mundo son antiquísimos.
Por estos días se pudieron conocer algunas nuevas no menos vergonzosas; entre ellas, la de un club de surfistas que practica en una playita del reparto Miramar. Estos muchachos concitaron la compasión internacional, y sus miembros reciben del extranjero, de tiempo en tiempo, donaciones de tablas y trajes para entrenarse en el tropical deporte.

La otra gran buena nueva es la de una vacuna contra el cancer. (¡¡¡)

Cuando era estudiante, proliferó mucho en las paredes de la ciudad en la que vivía un cartel que rezaba: “La virginidad produce cáncer, vacúnese”. Por algún motivo incomprensible, fue eso lo que recordé al conocer el anuncio, pero inmediatamente después del encontronazo, evoqué la proclamación de otros muchos inventos del mismo inventor, que le dieron la vuelta al mundo en los medios y nunca llegaron a los mercados con el ímpetu y la agresividad que se esperaba; entre esos productos, me vino a la mente, claro está, la ESPIRULINA y el inconmensurable PPG.

Las noticias de mi país me avergüenzan, porque son el engendro de un sistema podrido, pero admiro la tenacidad y decoro de sus víctimas, quienes antes de abandonarlo, recurren a todos los medios a su alcance para sobrevivir, y si es posible cambiar un ápice el entorno.

PE: Cuando di por terminada esta entrada, me di cuenta que no mencioné donde ocurren los hechos descritos. Es posible que el inconciente me anunciara que todo el mundo es capaz de identificarlo y me ordenó no redundar.

LA CAÍDA DE UN MITO Y EL DERRUMBE DE UNA ERA.

“Traían camisetas con las fotos del Che, entonces pensé: son guerrilleros y vamos a seguir en cautiverio”. Ingrid Betancourt.
Si en octubre de 1967, el mundo asistió al nacimiento de un mito con el asesinato de Ernesto Guevara en Bolivia, en julio de 2008, con el rescate de Ingrid Betancourt y un grupo de rehenes en la selva colombiana, presenciamos la caída del ícono en que se convirtió el Che, y también al derrumbe de la ideología que sus acciones, discursos y ensayos propagaron por el mundo.
El rescate realizado por las fuerzas armadas colombianas, dejó de ser una misión militar brillante para convertirse, en la marca que muestra el fin de la lucha armada como única salida a los males de la humanidad.
En los años 60’s del siglo XX, el Che Guevara, se convirtió en el ícono de los desposeídos y amantes de la libertad, igualdad y fraternidad; sin embargo, sus seguidores todos, en los cuatro puntos cardinales se encargaron de demostrar lo errado y podrido del camino que trazó en su libro más leído: “La guerra de guerrillas”.
La dictadura de Fidel Castro y sus herederos, la más larga de América, ondea ante el mundo las banderas de una nación en ruinas, y la falta de libertades más prolongada de toda la historia de Cuba. En Colombia, las FARC, el último reducto de las ideologías castro-guevarianas, enarbola los degradantes blasones del narco-terrorismo.
Marat, Danton, Robespierre, Napoleón, Castro, Guevara, Marulanda, Reyes, todos van siendo colocados al margen de las idealizaciones, al margen de los mitos y han comenzado a andar, pero no con esta gran humanidad, sino en el bando de los que destruyen y matan, de los que mutilan la igualdad, la libertad y la fraternidad.
Los que construyen y fundan, ya no se detendrán hasta conquistar su verdadera libertad e independencia por la vía de la coexistencia pacífica, por la vía de la democracia, por las vías civilizadas que nos propone la historia. Los objetivos quizás quedarán intactos, pero los medios ya no podrán ser los mismos, porque el final del camino, el futuro que nos propusieron los íconos caídos, ya está a la vista, hoy es el mañana que nos prometieron y es demasiado cruel, no lo necesitamos, no lo queremos.
video

LLAMADO A LOS AMIGOS DE FIDEL Y SU REVOLUCION A UNA PERMUTA GLOBAL

Hace algunos días un amigo me envió el documento que inserto a continuación, y aunque no sé si esto es una broma y el documento es apócrifo, la realidad es que debería ser del todo veraz, debería ser la máxima aspiración y el deseo supremo de todos los que viviendo en el "feroz capitalismo imperialista", tienen como ideal supremo del mañana una "sociedad superior" como la erigida por Fidel Castro y su revolución.
Estimado lector, si usted pertenece al grupo de los amigos de la revolución cubana de 1959, no lo dude, aquí puede estar su verdadera felicidad.
PERMUTA GLOBAL POR LA REVOLUCIÓN CUBANA
Durante 50 años la revolución cubana ha enfrentado todo tipo de agresiones externas, entre las más nocivas podemos contar el bloqueo impuesto por el imperialismo yanqui y la inescrupulosa propaganda incitando a los cubanos a emigrar al paraíso capitalista mediante la odiosa ley de ajuste cubano, provocando entre otros males el envejecimiento de la población de la isla y el empobrecimiento de su economía.

Por eso, y como un apoyo incondicional a Fidel y su revolución, desde diferentes lugares del mundo estamos en la disposición de promover una PERMUTA GLOBAL que consistirá en el intercambio de cada uno de nosotros por cada uno de los cubanos desafectos al sistema, quienes con sus conductas antisociales impiden el avance de lo que constituye para nosotros el paradigma de la dignidad humana.

Exhortamos a los hombres y mujeres amigos de Fidel y su revolución, en cualquier lugar del mundo y de cualquier condición social, profesión, oficio o creencia religiosa a unirse a este empeño global para rescatar al faro de América.

Renunciemos a nuestras propiedades e intercambiemos nuestras vidas y obras por cada uno de los cubanos desagradecidos que en la isla no hacen más que obstruir el avance de la revolución. Si eres amigo de Fidel y su revolución, comunícate con nosotros, tenemos cientos de apátridas cubanos dispuestos a ocupar tu lugar dondequiera que estés, hombres y mujeres contrarrevolucionarios que cargarían con tus bienes y haciendas por tal de no enfrentarse al futuro luminoso que nos ofrece la revolución. Recuerda que esos contrarrevolucionarios son capaces de asumir el fardo que tanto nos molesta en este mundo del capitalista brutal.
Esta cruzada se hace para salvar la revolución de Fidel, para hacer realidad tus ideales, para que vivas finalmente como viven los cubanos en la isla. Renuncia a tu mediocre vida de simples loas al socialismo cubano y conviértete en protagonista de esta gran gesta. Basta de elogiar a nuestro líder Fidel desde las grandes ciudades capitalistas o desde el confort que egoístamente acaparamos para nosotros y nuestras familias, renunciemos a todo eso y acompañémosle en esta recta difícil. Pongamos en nuestro lugar a todos esos antisociales cubanos y ocupemos nosotros su lugar, solamente así estaremos siendo coherentes con nuestros principios.

Comité de Amigos de Fidel y su Revolución
Contacto: amigosdefidelysurevolución@yahoo.com

DE NUEVO EL EMBARGO EN EL TAPETE.

Finalmente pasó el paquete de medidas de Obama que tiene que ver con Cuba, pero el embargo permanece, y vuelve a dar mucha más tela por donde cortar y muchas cuartillas que emborronar.

En realidad hay algo que pocas veces se menciona cuando se analiza el embargo de Estados Unidos contra el castrismo, y pienso que es fundamental: Las causas que lo originaron. Esas causas, que pueden resumirse en la abolición de la propiedad privada en Cuba -que tuvo, entre otras consecuencias, la expropiación de los bienes de ciudadanos norteamericanos en la isla-, no han variado un pelo, por el contrario, la propiedad privada en Cuba es aun una figura criminal. Los bienes confiscados a cubanos y extranjeros no han sido devueltos y peor aun, ya no existen en su gran mayoría, arrasados por la ineficiencia con que fueron administrados.

En nuestro país todo enriquecimiento es ilícito, así que para vivir como manda el régimen hay que estar sumido en la miseria, y cuando no se tiene en todo su esplendor hay que aparentarla y jactarse de ella. Los engendros de “cuentapropistas”, y otras caricaturas de tolerancia con la iniciativa privada, siempre terminan con una operación policial avasalladora, siempre con nombres pintorescos como aquel “pitirre en el alambre”. Si bien es cierto que el embargo fue utilizado por Fidel Castro como la excusa suprema para explicar la miseria que su régimen provocó, y en la práctica sirve de muy poco, en el análisis debe incluirse necesariamente la reinstauración en Cuba de la propiedad privada, ya no solamente legalizar la posibilidad de los ciudadanos a comprar y vender sus bienes muebles e inmuebles en un mercado libre, a comercializar la casa, el auto, los productos que cosecha en su conuco, los peces que pesca en el río, sino también a acumular capital e invertirlo en la industria como se lo ha permitido el Estado cubano a los capitalistas extranjeros.


En el análisis del embargo de Estados Unidos contra el castrismo, debe incluirse además, el bloqueo del castrismo a todas las libertades de los cubanos en la isla, incluida la libertad de comerciar. Hay que hablar del embargo sobre la propiedad privada impuesta por el castrismo a los cubanos. El tema del embargo del norte, debe ir convoyado con el tema de la libertad de los cubanos a acumular capital, poseer propiedades e invertir en la bolsa.


Y esa, la inexistencia de propiedad privada en Cuba, puede ser la llave del asunto, las sanciones económicas funcionan como herramienta de presión política en los sistemas en los que el mercado y sus leyes actúan basados en la propiedad privada, así que en Cuba, donde esas leyes desaparecieron junto con el comercio, y la pobreza es la base del poder, y donde las leyes económicas se subordinan a los intereses del poder político, poco o nada significó para el castrismo la pérdida del socio comercial más importante en 1961, y luego en 1990 con la caída del bloque socialista.


Es quizás por eso que el régimen, cada vez que asoma algún aire de eliminar el embargo norteamericano, inicia guerras, derriba avionetas, encarcela, fusila o patalea. Cuando en la isla se puedan comprar y vender legalmente entre personas físicas los autos, las viviendas, las vacas, los conucos, y el cubano pueda acumular capital e invertirlo libremente en el mercado de su país, entonces el embargo del norte tendría efectos nocivos para la economía cubana; pero cuando eso suceda, el derrumbe del castrismo estará al doblar de la esquina.

EL CLÁSICO MORRAL SIN IMPORTANCIA

El deporte, ¿derecho del pueblo?

Es difícil de leer, pero lo hice, leí la última entrega de la saga que periódicamente publica la prensa cubana llamada reflexiones del compañero Fidel Castro, esta vez dedicada al Clásico de pelota 2009, y peor aun, le dediqué tiempo a razonar que quien esto escribe, recuerda que el abajo firmante siempre se jactó tanto de ser excelente manager de pelota, como chef de alta cocina, o de dirigir por teléfono la guerra de Angola, todo según fuera el tema de la conversación. Lo que no menciona la nota es que los pupilos de la novena cubana son los más pobres del evento, que juegan tan solo con la esperanza de un día ver el tan deseado letrero de los aviones que reza: fasten your seatbelts, y que el INDER les haga usufructuarios de una modesta vivienda y un auto. El resto de los jugadores que participan en el evento, que proceden de mil y un equipos de grandes ligas, son en su gran mayoría individuos que juegan a la pelota por verla correr, sin el menor conflicto económico, sin estar perseguidos por sus entrenadores, sin la obligación de depositar sus pasaportes en el cajón del jefe de delegación... y que no están obligados a rendirle tributo al presidente de su país por temor a ser expulsados de sus equipos.

En realidad, creo que no hice bien al leer este último libelo, porque me provocó pensar que en esas notas se transpira la gran rabia que siente el autor ante la realidad implacable de que todos los peloteros y sus familias, menos los cubanos, tienen un altísimo estándar de vida, una educación y una atención médica a la que no pueden aspirar, ni en sueños, los cubanos de la isla.
Nada, pero lo leí, y además encontré que quien hizo este escrito, tiene el coraje de enrostrarle al mundo que los únicos peloteros capaces de representar con honor y vergüenza a su país son los cubanos... pobre filósofo... pobre aplicación también de los principios del castrismo, que en un tiempo abogó por la libertad económica como la vía para obtener la verdadera libertad.

Y hasta Leonel agarró su ramalazo. Con el orgullo que los dominicanos disfrutan las proezas de sus peloteros de grandes ligas, con la fanaticada enorme que tienen todos los deportistas dominicanos que se dedican al deporte profesional, mencionar los lamentos de Fernández porque sus peloteros no pueden decidir por si mismos, es una aberración. Hay que tener la cara dura para hacer semejante afirmación, y mucho más para revelar palabras de terceros cuando la realidad dice cada día que quienes no tienen la menor libertad para decidir absolutamente nada son los cubanos, incluidos los peloteros, que según fuentes que cubren el evento no se les puede ver ni el pelo, tanto temor tienen los "entrenadores" de que los chicos se pierdan por esas calles capitalistas, que los tienen acuartelados en sus habitaciones.

Largas y antiguas son las historias del INDER, de sus escuelas de deportes, de sus equipos nacionales, de sus purgas y de sus prácticas dictatoriales, en las que primero hay que ser revolucionario, es decir, alabar, aplaudir y pensar como dicta el castrismo y después ser deportista… y representar a los revolucionarios, porque Cuba y su deporte no es para todos los cubanos sino para aquellos que de manera manifiesta y bien publicitada se comprometen con el castrismo, dan gracias a la revolución por ser lo que son y agradecen a Fidel el poder practicar un deporte. Es por eso, dicho sea de paso, que todos los equipos, menos el cubano, tiene en cada juego una multitudinaria fanaticada de nacionales que apoyan a sus equipos, todos, menos el cubano, pertenece a todos sus coterráneos. El equipo Cuba es sólo de los castristas y pensar en eso me provocó una gran vergüenza.

OTRA DECLARACIÓN, OTRO PELDAÑO, OTRA VEZ EL CÁNTARO A LA FUENTE

Hace unos días me enviaron algunas noticias de la Bienal de La Habana, donde se daba cuenta de algunos actos reñidos con la "moral y las buenas costumbres" que los hermanos Castro imponen en Cuba. Entonces respondí que era previsible lo que vendría, y ahí está, se acaba de publicar la respuesta rápida, intransigente y revolucionaria. Esta es una dictadura predecible, envejeció tanto que no tiene nada nuevo que mostrar, todas las veces que el cántaro vaya a la fuente se romperá, así ha sido el castrismo y así será mientras respire. En Cuba, durante el último medio siglo, se desbordaron las libertades para protestar contra cualquier injusticia cometida en el resto del mundo, pero las mayorías que durante generaciones se depauperaron dentro de la isla, bajo la sombra de los dos hijos más ilustres de Birán, deben callar sus miserias y aplaudir a sus verdugos.

Nada habrá más perfecto que las "Palabras a los Intelectuales" de 1961, o la declaración del "Primer Congreso de Educación y Cultura" de 1971 en cuanto a intolerancia, intransigencia y violencia autoritaria, ninguna declaración bienal podrá superar el desprecio que supuran estos dos documentos contra la inteligencia de quienes piensan diferente, nada habrá más perfecto que la anulación del derecho a ser contrarrevolucionario, sobre todo, cuando la palabra revolución se convirtió en sinónimo de castrismo, en la voluble ideología de un solo hombre, cuando el significado de la palabra revolución se convirtió en la vulgar lealtad ciega a un caudillo. Ningún acto de repudio será más despreciable que los cometidos durante los últimos cincuenta años contra cientos de artistas, cuyos nombres se agolpan en la memoria.

El régimen ha matado físicamente, pero peor aun, ha multiplicado por cero, ha devaluado a cientos de seres humanos convirtiéndolos en almas en pena, anónimos, despreciados y malditos por el delito de estar en contra. Esta otra declaración es un peldaño más en la bajada, otra prueba de "intransigencia revolucionaria", otro ejemplo de que el castrismo sólo se encuentra con quienes le aplauden, que quienes están en contra reciben el escarnio de las autoridades y el peso de las "leyes revolucionarias".

Esas autoridades, ya tienen en la mira a todos los que se atrevieron a escribir fuera del guión en los pequeños y poco concurridos espacios de la Bienal para aplicarles el peso de las "leyes revolucionarias", para encausarlos por protestar contra el perseguidor que les respira a diario en la nuca, por contravenir lo obligatorio: gritar las injusticias que se comenten en el resto del mundo, sobre todo contra el mundo que empieza a noventa millas de La Habana. Ojalá que esta vez no se produzca una ola de encarcelamientos y violaciones, ojalá el cántaro vuelva a la fuente y regrese con agua.



video

EL MISTERIO DOCUMENTAL EN MR. ACORDE… MOÑA PA’TI

Como a muchos que conocí en mis años de estudiante, a Mr. Acorde y a su hermano más nunca los volví a ver, ni idea de lo que había sucedido con aquellos dos muchachos que andaban siempre sonando sus guitarras por los pasillos y rincones de la Escuela Nacional de Arte, en La Habana. Unas guitarras que sonaban completamente distintas a todo lo que yo había escuchado y a todo lo que sonaba en el ambiente musical de la época.
Pasaron tres décadas y volví a saber de ellos por el documental Mr. Acorde Moña pa’ti que aparece en la página de Internet Cañasanta.com.
Un documento que sintetiza, en un ramillete de canciones, lo que aquellos dos hermanos hacían desde la lejana década del 70 del pasado siglo XX. Con Mr. Acorde como protagonista y con los comentarios de algunos músicos y amigos que le conocieron y que hoy comparten con él la creación musical, el documental nos muestra a un artista excepcional, a un compositor completamente diferente a todo lo que suena hoy, no solamente en Cuba, sino en el ámbito de la cancionística en todo el orbe.

Donde la atmósfera se enrarece y el misterio se expande es cuando aparece el tema de la vida personal de Mr. Acorde y su hermano, nada en concreto se llega a decir, es en el pie de foto donde se apunta que: “Los años de prisión por su pública disidencia política en los años 90, la muerte de su hermano Claudio dentro de la cárcel, la marginación y las escasísimas posibilidades de exponer su obra musical no le han robado las ilusiones de seguir escribiendo música con la misma sensibilidad y talento”.
Quienes tocan el tema en el documental lo hacen de soslayo, sin documentar, sin mencionar la palabra cárcel o disidencia y mucho menos los cargos que le fueron imputados. “Después de cierta época difícil en mi vida, ahora estoy tratando de rehacerla”, dice Idalberto; “La vida se puso caprichosa y yo le perdí la pista también”, dice Gerardo Alfonso, e incluso no falta la exculpación amable de Piloto, quien asegura que a Idalberto lo utilizaron, excusa que subestima la capacidad de Mr. Acorde para tener ideas políticas propias: “pienso –dice Piloto-, que fue víctima de otras personas que se aprovecharon de su humildad, de su buena onda y su mente abierta”. “Yo creía que no estaba en la isla” dice su ex profesora.
Qué bueno que el documental permite escuchar fragmentos de la obra genial de Mr. Acorde, y que malo que no pueda documentar las verdaderas razones por las cuales la vida de este magnífico compositor se deshizo. Que malo que el documental resuma, y también rezuma, el miedo que padecen los cubanos en la isla, que malo que muchos otros artistas, que mencionar no quiero, padecieron y aun padecen persecución, cárcel y ostracismo por estar en contra. Que malo que el documental es el modo de rehabilitar a Idalberto, de presentarlo de nuevo en sociedad advirtiendo, camuflado entre canciones y acordes, lo ejemplarizante del castigo y la capacidad del humilde artista para reconocer sus errores. ¡Qué mecanismo compadre!

Más acerca de Mister acorde

MOÑA PA’TI / POR NO SALIRME DE LO CORRIENTE / QUISE INVENTAR UN NÚMERO/

(Por Asirys Lappin)

Si desea leer la entrevista original acceda a este sitio: http://www.myspace.com/misteracorde

La primera vez que oí hablar del dúo "Místers acorde" yo tenía diecisiete años y deambulaba por la Habana de la mano de Luis Alberto Barbería con la misma cantidad de hambre que de sueños. Este par de negros virtuosos ya eran muy conocidos por ese ambiente underground que sacudió la Habana de finales de los ochenta y que se movía alrededor de peñas como la de 13 y 8 en el Vedado, La Casa de la Cultura de Alamar, La Casa del Joven Creador en la Habana Vieja y un largo etc.

Eran tiempos donde encontrarse en la Habana no era difícil. El propio Barbería me contó, que en una ocasión "Los Místers" se colaron en un cumpleaños de Pablo Milanés y asaltaron a Paco de Lucía a punta de guitarra. El Maestro impresionado les dijo: "ojalá, yo tocara como ustedes". Eso recuerdo. Lo que no recuerdo es dónde termina la verdad y dónde comienza el mito. /que pegara en el ambiente/ Con el tiempo pude conocerles y verlos actuar en muchísimas ocasiones.

Claudio e Idalberto Valdés, los "Místers acorde", no dejaban a nadie indiferente. La guitarra no tenía ningún secreto para ellos y su manera de tocar era vertiginosa. Se prestaban a juegos imposibles y sus improvisaciones eran irrepetibles. Ni ellos mismos podían (re) crear los momentos a los que se entregaban en una actuación, o a mí me lo parecía. Tocaban con el alma y eso se queda grabado en la memoria como un prodigio. Todos los que suben a un escenario deberían no perder esto de vista. Cuando comparten sus creaciones corren el riesgo de darse, de pertenecernos un poco a los que escuchamos con los poros abiertos. Se corre el riesgo de que no te olviden. Mientras, uno que escucha también se arriesga a que te atrapen el alma para siempre.

Eso pasaba con los Místers y con muchos jóvenes creadores que en aquella época compartían su música y sus obras con la misma espontaneidad con la que te ofrecían un cigarrillo. Hay canciones y mucha música de aquella época que sólo suenan en la memoria de algunos fieles. Muchas de ellas de una inocente belleza, recargadísimas de imágenes y de lugares comunes; otras, de un lirismo y de una frescura que mejor no correr el riesgo de olvidar porque están grabadas en ninguna parte.

Los Místers eran sin embargo dentro de ese ambiente creativo, una especie de rara avis. Ellos musicalmente hablando se comunicaban en otra lengua. Entre ellos crearon un idioma que sólo entendían ellos mismos. Era un lenguaje tal vez elaborado y conocido sólo por unos pocos iluminados.

Julio Fowler los ha definido como: "herederos sobresalientes de una estirpe de guitarristas y de una técnica que encuentran en Guyún, Ñico Rojas y Martín Rojas a sus más virtuosos cultores y referentes; ellos supieron darle su toque personal, su punto de alquimia y novedad a un sentimiento, a una manera de interpretar y entender la guitarra propiamente criolla, genuinamente insular". Los demás, asistíamos atónitos a "aquel barroco y frenético diálogo", no hacíamos otra cosa que permanecer boquiabiertos, conmovidos ante un espectáculo de tan mágico virtuosismo. /que mortificara y diera roña/ Pasado algunos años supe que Claudio e Idalberto Valdés estaban en prisión por pertenecer a un grupo disidente que pedía más espacios de libertad para los artistas e intelectuales en Cuba y que Claudio había muerto como consecuencia de ello.

Músicos como Alina Brouwer se hicieron eco de tremenda injusticia, pero la tragedia personal de estos hermanos se seguía contando en voz baja como se cuenta una leyenda urbana que no acabas de creerte. Pero pasó. Hoy Idalberto Valdés sigue viviendo en la Habana y habla poco de aquellos años. Se gana la vida de vigilante nocturno de una guardería habanera y sigue componiendo y tocando la guitarra con la misma genialidad de entonces. Tiene encima 48 años de experiencia para darse cuenta con enorme humildad que la vida es bien corta para vivir del odio y de los rencores. Sueña con seguir haciendo música y vivir de lo que realmente es: un músico excepcional, que cuenta con cuarenta y dos obras inscritas en el S.G.A.E y que sólo ha grabado un demo que tituló: Si te descalzas, miro.

Todos los que comparten sus creaciones corren el riesgo de acabar formando parte de la vida de los demás y por eso sirva esta entrevista a Idalberto Valdés para burlar al olvido y conjurar los buenos sueños. Y esto también va por ti Claudio, como no podía ser de otra manera. /para titularlo así/moña pa’ti/

ENTREVISTA:
1.- ¿Cuándo y cómo dejaron de llamarse Idalberto y Claudio Valdés para ser conocidos como “Místers Acorde”?

R/ Bueno, en el año 1976 cuando estudiaba en la Escuela Nacional de Arte (E.N.A) un amigo que le llamaban Pepe me nombró “Míster acorde” por la cantidad de acordes que ponía en una fracción de tiempo muy corta; no recuerdo si él era de Alquízar. Luego mi hermano Claudio y yo decidimos hacer un dúo y nos llamamos así: “Los Místers Acorde”. Esa es la historia de Los Místers.

2.- ¿Alguien como tú que cuenta con una obra musical considerable y que sin embargo no ha grabado casi nada, dónde busca espacios de expresión para su música en un país que vive en permanente crisis económica y de la que no se salva tampoco la industria discográfica?

R/ Antes de mi problema yo buscaba espacios musicales en La Casa del Creador, en Peñas Culturales de feeling, donde se hacía mucho feeling, por ejemplo, en Casa de Yoya, una señora muy vieja que ya murió. Después de cierta época, cierto tiempo yo tuve problemas con el Estado y problemas de índoles sociales y eso; entonces se me ha hecho más difícil el hecho de encontrar el espacio donde expresarme, digamos que tuve un concierto recientemente el 12 de abril en La Madriguera gracias a la Asociación Hermanos Sainz (AHS) y después del 11 de abril vino las Romerías de Mayo que fue en Holguín y ahí tuve un espacio más o menos, una actuación en el Centro Iberoamericano de la Música, más nada hasta hoy.

3.- ¿Muchos músicos jóvenes que perseguían tu música con verdadera adoración ahora viven y hacen música fuera de Cuba, me consta que muchos te recuerdan con verdadera admiración, sigues la trayectoria de algunos de ellos especialmente?

R/ Bueno, Pavel estuvo aquí junto con Gema y los vi y estuve hablando con ellos acerca de los demás. Sigo la trayectoria de Andy Villalón porque visito su casa en la Víbora, le pregunto a sus padres que cómo está él, pero realmente no tengo correspondencia con ninguno de ellos; ni con Vanito, ni con Frómeta, ni con… ¿como se llama este muchachito que es apellido Gutiérrez?, no tengo relación directa con ninguno de ellos.

4.- Muchos de ellos, sin embargo, no te citan como influencia musical que haya marcado especialmente sus carreras. Personalmente conozco a algunos que no podrían negarlo y sin embargo, nunca te han mencionado “públicamente”. A qué se debe desde tu punto de vista este “olvido”. ¿Crees que la música que haces, sólo puede ser tocada por ti mismo y que eso la distancia del trabajo de otros músicos?

R/ Bueno… eh… a ver, cuando nosotros caímos en desgracia, con relación a muchas cosas que pasaron en el 92, pues entonces fuimos “olvidados”, supongo que súbitamente “fuimos olvidados”. También pasó que ellos emigraron a España seguido después de mi problema debido a que tuvieron un contrato con algún empresario; no sé entonces si ya perdí el contacto con todos ellos… este.... aquí en Cuba olvidado por trovadores ¡no!, de hecho soy amigo de Gerardo Alfonso y mantenemos buenas relaciones, somos vecinos. Hace poco me encontré con Santiago Feliú y fue muy grato el encuentro; de hecho hablamos de la perdida de Claudio pero que bueno, que yo continué haciendo la obra y… no es que haya sido olvidado por los del patio, ahora no sé hasta qué punto yo haya sido recordado por los trovadores que emigraron. Ahora recuerdo que tuve algún encuentro con Boris Larramendi, con José Luis Medina aquí en La Habana hace ya como 4 ó 5 años o más. Bueno mi música puede ser tocada por mí mismo nada más, y … y por ejemplo si yo voy a hacer una versión o tema instrumental especialmente podría trabajar con otros músicos pero si esa música la toco desde mi punto de vista es muy difícil que alguien más la pueda tocar y se me entienda que son versiones muy mías.

5.- ¿Hacia dónde miras cuando escribes música?

R/ ¿Hacia dónde miro?… bueno yo miro hacia adelante en el orden musical, desde el punto de vista musical yo miro hacia adelante trato de hacer las cosas lo más moderno que puedo, lo más contemporáneo, vaya lo más lindo que se pueda y lo más actual que se pueda también… vaya hasta ahí… es hacia donde miro en el orden musical y en el orden de la vida miro hacia las cosas bellas que me rodean, miro hacia adelante, esa es la respuesta.

6.- He escuchado un demo que llegó a España de la mano de un amigo vasco: Raúl de la Fuente, a propósito de un documental que está sacando adelante la joven realizadora cubana Ladys Roque, con la intención de que se pudieran grabar tus temas por aquí. Exceptuando el clásico: Moña pa’ti, en todos los demás acabé llorando, duele escucharte. Eso no vende, ¿lo sabes?

R/ Bueno, en casi toda mi vida hay dolor. Hay mucho dolor. Las cosas que compongo las he compuesto con mucho dolor, entonces eh … es verdad que desde el punto de vista que tú lo miras no es “vendible” porque es muy apasionado y un poco triste, me pongo en el lugar tuyo porque realmente mi obra es un poco triste porque ésta proviene de un dolor tras otro, de una etapa que fue muy dura para mí… el estar en cautiverio o sea preso, solo, totalmente solo sin la ayuda de nada, ni de nadie, con mucha ausencia de espiritualidad. Entonces las canciones que se derivaron de ese tiempo fueron fundamentalmente tristes, pero en esa tristeza hay un deseo de sobrepasarla, de sobreponerse a eso y de conquistar nuevos espacios tanto como en relación con el tiempo como con relación a las cosas y a las personas, se trata de sobrepasar ese tiempo que fue catastrófico de cierta forma… esa es la respuesta. Necesito que me repitas la pregunta porque está muy interesante.

7.- P/ He escuchado un demo que llegó a España de la mano de un amigo vasco: Raúl de la Fuente, a propósito de un documental que está sacando adelante la joven realizadora cubana Ladys Roque, con la intención de que se pudieran grabar tus temas por aquí. Exceptuando el clásico: Moña pa’ti, en todos los demás acabé llorando, duele escucharte. Eso no vende, ¿lo sabes?

R/ Exactamente esa es la respuesta.

8.- ¿Con qué guitarra te las arreglas?

R/ Bueno yo necesito una guitarra específica ahora después que sufrió un accidente la mía, entonces Yusa me regaló una, por eso te digo que hay muchos que se acuerdan de mí todavía y que todavía me estiman y me buscan, hace poco una muchacha de unos 15 años me dijo: “Oye yo soy fan a ti desde que tenía 7 años”. Ella es guitarrista de un grupo de rock que se llama Hipnosis y le regalé un disco y ella dijo: “Ay, para mí es un honor”.

9.- ¿Sueñas con tocar alguna guitarra en especial, alguna marca?

R/ Una guitarra especial… una guitarra electroacústica sería muy bueno no de ninguna marca en específico. Cualquier marca de guitarra electroacústica siempre y cuando tenga la apariencia de una guitarra acústica normal y que las cuerdas de la guitarra estén pegadas al diapasón de la guitarra, o sea, así puedo digitar más fácilmente y que me permita que la música salga más clara, más limpia, esa es la guitarra que yo necesito. También un flanger, un delay, para que la música no solamente sea acústica sino pueda tener algún efecto sonoro.
10.- ¿Los amigos son como las flores?

R/ Los amigos… es una canción que tiene un doble sentido, porque “son como las flores algo verde”; “te arrebatan/ todo el día/ y acaban de maquillarse el amor”, a veces son un poco… mortifican un poco y muchas veces aparecen con el mismo plan. “Cuando amaneció sentí miedo”, “sentí miedo de quedarme solo/ no me dejes” (ahí le hablo a una tercera persona). “Los amigos revolucionaron todo mi interior”. Siempre me metí a cantar a coro, hoy no resultó. ¡Eh! Hasta en eso en la búsqueda de una pareja en una posición o en una situación de intimidad los amigos vienen a molestarme ¿no? Entonces tengo que sacrificar mi intimidad por ellos ¿por qué?, porque es así. Esto se traduce después en que es algo bueno para uno porque ellos viven, como amigos que son de uno, pero bueno está bien. Se puede interpretar así o se puede interpretar de una forma mala ¿no? Cómo joden, cómo mortifican.
Ese es el sentido de la canción. Claro, eh… Ese es el sentido que tiene la canción: somos amigos pero hay momentos en que uno necesita privacidad y quiero que seamos amigos pero sin que mortifiquen tanto.
11.- ¿Dónde está enterrado Claudio?
R/ Claudio está enterrado en el cementerio de Colón pero dónde, no sé. No tengo la posición exacta donde está enterrado. Nunca se me dijo porque mi mamá… cuando él murió yo me quedé solo ya, porque mi otro hermano también murió de la presión alta y por eso me quedé solo y mi mamá solamente me dijo que había fallecido pero no me dijo dónde había sido enterrado, además ella estaba un poco mala de los nervios. Entonces, no sé… yo perdí las coordenadas… no sé.
FIN.
Agradecimientos a: Ladys Roque, Ayalis Ferrera y a su esposo Israel Barbería, y por supuesto a Idalberto Valdés. También a Eliseo Cardona, Julio Fowler y a Luis Muñiz. A ellos, gracias.