domingo, 22 de enero de 2017

UNA MADONNA EN LA ÓPERA

El humanismo en imágenes y sonidos
Este videoclip logra transmitir con fuerza la realidad cruda y dura que nos rodea, ese acoso inminente a nuestras libertades y las pérdidas que a lo largo de nuestras vidas sufrimos por causas que la Humanidad pudiera impedir.

Magdalena Kozëna
Estamos rodeados de imágenes y sonidos que no intentan transmitir ideas humanistas, sino enajenarnos de complejas realidades y obstruir la solución de conflictos, “hoy vivimos la primacía de las imágenes sobre las ideas”[1], pero existen aun quienes se atreven a exponer, con imágenes y sonidos, los valores esenciales a la Humanidad. Entre ellos, el músico y director cinematográfico Ondřej Havelka y la mezzosoprano Magdalena Kozëna.
Ondřej Havelka nació en Praga el 10 de octubre de 1954. Estudió arte dramático en esa ciudad, y música en la Academia Janácek, en Brno. Entre 1976 y 1995 fue cantante de la Original Prague Syncopated Orchestra, en 1995 fundó la Ondřej Havelka and his Melody Makers, con la que se presenta hasta hoy. En 1995 la Academia Checa de la Música Popular le otorgó el premio al Vídeo del Año por su Děkuji, bylo to krásné y en 1996 fue galardonado como jazzista del año. Ha actuado y dirigido varios vídeos; entre ellos, Beat me, Daddy; Me to tady nebavi y el premiado Děkuji, bylo to krásné.
Magdalena Kozena nació en Brno, en 1973. Estudió canto y piano en el Conservatorio de esa ciudad y con Eva Blahova en la Universidad de las Artes del Espectáculo de Bratislava. En 1995 ganó el VII Concurso Internacional Mozart, en Salzburgo, y debutó con el papel de Dorabella, en el Teatro Janacek, en su ciudad natal, y en el rol de Annio en la Volksoper, de Viena. En 1998 se presentó, entre otros, en los roles de Hermia, del Sueño de una noche de verano, de B. Britten en el Volksoper, En 1999 fue artista exclusiva de la Deutche Grammophon, disquera con la que grabó, entre otras, las cantatas Dixit Dominis y Salve Regina, de Haendel.
Breve Historia del vídeo clip
En la década del 80 del siglo XX se popularizó el género que hoy conocemos como videoclip y que la Real Academia Española define como un: “cortometraje en el que se registra, generalmente con fines promocionales, una única canción o pieza musical”[2]. Se consolidó a través del canal de televisión por cable MTV[3], pero sus antecedentes se pueden buscar incluso en la primera película que incorporó el sonido a la imagen, El cantante de Jazz, de 1927[4].
En 1940 Walt Disney creó el filme animado Fantasía[5], combinando la imagen y el sonido de obras clásicas con fines didácticos; en la década del 50 se consolidó el cine musical[6] y en 1957 el cine y la televisión popularizaron la pieza “Rock de la cárcel[7], interpretado por Elvis Presley; en 1966 salió al mercado el disco de 45 RPM con las piezas Paperback Writer[8] y Rain[9] de Los Beatles, y simultáneamente aparecieron en la televisión sendas piezas sobre imágenes. En 2005 apareció el canal de la Internet Youtube[10], el que pronto se convirtió en una herramienta esencial para el mercado global de la música y la imagen.
El vídeo clip de un aria de ópera
Ondřej Havelka dirigió el videoclip en el que la mezzosoprano Magdalena Kozëna canta la versión original del aria de Almirena, Lascia ch´io pianga, de la ópera Rinaldo, de Georg Friedrich Haendel [11]. El argumento de la ópera [12] se basa en una historia de amor y se sitúa en el siglo XII, durante el sitio de Jerusalén por los caballeros templarios, pero esta que nos propone Havelka sucede en tiempos diferentes.

Haendel utilizó esta aria en dos versiones que corren por Youtube; una, (Lascia la spina) incluida en el oratorio Il Trionfo del Tempo e del Disinganno, que se puede ver en la interpretación de Cecilia Bartoli, acompañada por la Orquesta Filarmónica de Berlín, conducida por Simon Rattle; y otra, para la ópera Rinaldo (Lasica ch´io pianga), que se puede ver en una de las escenas más dramáticas del filme Farinelli, que en 1994 dirigió el belga Gérard Corbiau.
Durante las primeras escenas del videoclip, el sonido de un proyector, los vestuarios y la escenografía nos sitúan en la década del sesenta del siglo XX, entre los hippies que tuvieron que partir a la guerra. Ella, Magdalena, cual Almirena, lo recuerda mientras ve escenas de una película casera en las que él, con uniforme de soldado, hace carantoñas para divertirla y después coloca una foto de ella dentro de un escapulario.
Sobre esas imágenes Almirena-Magdalena canta la dolorosa aria: “Deja que llore / mi cruel suerte / y que suspire / por la libertad”. En las próximas secuencias, las épocas cambian, el escapulario es el mismo y el aria continúa: “El dolor infringe este sesgo / de mi martirio / solo por piedad”. La suerte de los amantes, que son otros, enfrentan los mismos dolores: Él ha muerto en la guerra y ella recibe, entre las prendas de su amante, una camisa ensangrentada y un escapulario.

Este videoclip ha dado resultados tangibles, logra transmitir con fuerza la realidad cruda y dura que nos rodea, ese acoso inminente a nuestras libertades y las pérdidas que a lo largo de nuestras vidas sufrimos por causas que la Humanidad pudiera impedir. Magdalena Kozena y Ondřej Havelka and his melody makers tienen este año varios conciertos programados y es posible, que al filo de lo imposible, continúen creando imágenes para hacernos pensar.


Lascia ch'io pianga
Mia cruda sorte,
E che sospiri
La Liberta!
Il duolo infranga
Queste ritorte
De' miei martiri
Sol per pieta.
...........
Let me bewail
my cruel fate,
and let me sigh 
for my freedom!
Only for pity's sake
let sorrow break
these bonds
of my torments.



[1] Vargas Llosa, Mario La civilización del espectáculo. P. 46.
[4] Wikipedia: The jazz singer
[5] Wikipedia: Fantasía
[6] Wikipedia: Cine musical
[9] Youtube: Rain
[10] Wikipedia: Youtube
[12] Wikipedia: Rinaldo

Bibliografía
-               Czech Radio 7, Radio Prague. All rights reserved. © Copyright 1996, 2016 Radio Prague. Url: http://www.radio.cz/es/articulo/52037
-               Vargas Llosa, Mario La civilización del espectáculo. Alfaguara 2012
-               Wikipedia:

No hay comentarios:

Publicar un comentario