lunes, 23 de junio de 2008

PLÁCIDO DOMINGO Y VIRGINIA TOLA EN ALTOS DE CHAVÓN.

20.06.08 Anfiteatro de Altos de Chavón, La Romana, República Dominicana. Massenet, O souuverain; Cilea, Io son l’umile ancella; Mascagni, Suzel, boun di; Rogers, Sound of Music, Some Enchanted Evening; Loewe, I could have danced all night, The street where you live; Bernstein, Tonigth; Giménez, Intermedio de La boda de luís Alonso; Soutullo, Quiero desterrar; Luna, De España vengo; Sorozabal, amor, vida de mi vida; Barbieri, Canción de la paloma; Grever, Júrame, Te quiero dijiste; Lecuona, Siboney; Gardel, El día que me quieras; Sorosabal, No puede ser. Orquesta Filarmónica Plácido Domingo, tenor; Virginia Tola, soprano, Eugene Kohn, director. Amaury Sánchez, director. Presentador, Freddy Beras Goico. Aforo: 60%
La primera vez que Plácido Domingo se presentó en la República Dominicana, fue el 16 de abril de 2002, en el Teatro Nacional Eduardo Brito de Santo Domingo, y la segunda el 22 de enero de 2004, en el Teatro del Cibao. El pasado día 20 lo hizo por tercera vez.
El espectáculo se realizó en la réplica de un anfiteatro romano, situado a unos ciento veinte kilómetros de la capital dominicana, en un lugar evocador y atractivo que desde su inauguración ha recibido a grandes artistas. El diamante que forma el escenario, fue techado como manda este tipo de espectáculos al aire libre, y de sus soportes pendían las luces que convocan la magia y permiten a los músicos la lectura de sus partichelas. El audio, del mismo calibre, permitió la alta fidelidad de las interpretaciones.
La tarde-noche del pasado 20 de mayo, cuando la calidez de sus piedras, atenuada por la lluvia vespertina, sirvió de entorno al concierto de Plácido Domingo, marcó un nuevo hito en su historia, y no solamente porque el público asistente pagó las boletas más costosas para un concierto en este país, sino porque sin dudas se produjo allí un evento artístico excepcional.
Primero salieron a “calentar” los músicos de la Orquesta Filarmónica, integrada por instrumentistas dominicanos y puertorriqueños, y minutos después el señor Freddy Beras Boico llegó con una humorada al proscenio para anunciar el espectáculo.
Luego el tenor español cantó las arias, romanzas y canciones que a través de su carrera le proporcionaron los éxitos más estruendosos, un repertorio que el público canta junto a él por los cuatro puntos cardinales cual si asistiera a un concierto de rock. Plácido lució cual grande es; sin embargo, lo más perdurable de la velada fue sin dudas Virginia Tola.
La voz de la soprano argentina, está en el punto exacto de la perfección, ella posee la técnica depurada, el timbre bello y el espíritu capaz de conmover, cuando encarna cada uno de los roles y los estilos. Fue magnífica tanto en las canciones como en las arias y las romanzas. Sus interpretaciones de Io son l’umile ancella, I could danced all nigth, De España vengo y El día que me quieras, merecieron la ovación del público que pudo apreciar la gracia y convicción de la artista en los diversos lenguajes expresivos.
La conducción orquestal de Eugene Kohn, fue de nuevo un acontecimiento. Este señor domina el repertorio de un modo asombroso, conoce hasta el más mínimo detalle en cada una de las partituras y se convierte a la hora del concierto en la llave maestra de todo el ensamblaje.
Amaury Sánchez, tuvo a su cargo la conducción de la orquesta en El sonido de la música, y destacó en su participación al dirigir tanto a Plácido como a Virginia Tola en algunas de las obras.
Por supuesto, que después que Domingo cantó No puedes ser, se hizo imposible terminar el concierto y el público aplaudió de pié por sus propinas. Fue entonces que se escucharon Granada, Paraíso soñado, Por amor, y el dúo de La Viuda Alegre.
Durante las dos horas del concierto, la lluvia se mantuvo amenazante y el anfiteatro no colmó su aforo; sin embargo, sobre aquellas piedras latieron emociones que se recordarán por muchos años.

1 comentario:

  1. Hace años vi un video de Placido Domingo cantando musica Cubana.

    Puedo conseguir ese disco de algun sitio, tal vez en MP· descargarlo.
    Atte.
    Sandro
    Lima Peru
    staglione@viabcp.com

    ResponderEliminar