martes, 3 de agosto de 2010

VALGA LA ACLARACIÓN: El cuentapropista

El argot de la economía castrista

Cuando Castro se refiere a "trabajo por cuenta propia" nada tiene que ver con la posibilidad de que los cubanos puedan adquirir propiedad privada, crear plusvalía y acumular capital, sino algo muy parecido al llamado comercio informal que existe en países capitalistas en vías de desarrollo, y comprende, entre otros empleos: Rellenar encendedores (fosforeras), vender frutas en jaba, hacer trabajos de handyman, poner inyecciones a domicilio, o arreglar bicicletas en la acera.

Y cuando se refiere a: "eliminar algunas prohibiciones" significa que se legalizará una buena parte del mercado negro que existe desde que toda iniciativa productiva individual fue criminalizada.

Para más información escuchar Son del cuentapropista, de Pedro Luis Ferrer. Escuchar un fragmento de este tema (0:30)

No hay comentarios:

Publicar un comentario