sábado, 31 de julio de 2010

TODA LA MÚSICA DEL MUNDO EN EL MICHEL CAMILO TRÍO


Michel Camilo se presentó con su Trío en el Teatro del Cibao

El pasado 30 de julio se presentó Michel Camilo con su Trío en el Gran Teatro del Cibao. El espectáculo forma parte de la gira mundial que lo ha llevado por Europa, Asia y América, y que continuará hasta finales de este año.

No es casualidad que las localidades se agoten muchos días antes de las presentaciones de este excepcional músico dominicano en cualquier lugar del mundo. No importa si es el connotado Blue Note de Nueva York, el de Tokio o en un pueblito allá en España. Michel Camilo es un imponente artista que siguen millones de personas desde hace más de dos décadas, un artista que anda por los más importantes circuitos de jazz, y las más sólidas salas de conciertos del mundo. A Michel Camilo lo disfrutan y valoran en su más amplia dimensión, como pianista capaz de estremecer con sus temas jazzísticos en tríos, bandas y solos, y en salas de conciertos de gran prestigio. Michel Camilo es grande tocando Suntan o Rhapsody in Blue. Camilo es capaz de sintetizar toda la música.

Exponer un tema y elaborarlo coherentemente hasta sus últimas consecuencias es una ardua labor para los jazzistas, pero si además de eso se condensan los más disímiles acentos para hacerlo, entonces quien escucha recibe una descarga emocional poderosa.

La manera de exponer el texto y descomponerlo, desmenuzarlo, llevar las melodías y armonías por recónditos lugares, con acentos de rumba, minuet, milonga o guajira provocan inevitablemente una conmoción en el oyente. Camilo y su Trío nos llevan por un camino encantado lleno de sorpresas, que pueden ser, por ejemplo, una cita del manisero, o una contradanza que se metamorfosea mil veces y sin saberse cómo desemboca en un ragtime desdibujado.

Escuchar a Michel Camilo con su Trío es presenciar una conversación de tres, una tertulia amplia y democrática, donde prima la unidad estética, en la que se comparten los códigos y la pericia. Por las mismas alturas andan los solos de Charles Flores, contrabajo y Cliff Almond, batería, no hay desperdicio entre estos tres músicos.

La alta dosis de maestría, el buen decir, la amable presencia y la buena energía que trasmitieron Michel, Charles y Cliff en el concierto de anoche, con piezas como A place in Time, Suntan, Reflexiones, Alfonsina y el mar, Repercusiones, Caribe, See you later, o Spirit of the moment permanecerá en el recuerdo por largo tiempo, porque este fue un encuentro impactante con toda la música del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario