jueves, 10 de agosto de 2017

UN GESTO QUE VALIÓ POR MIL PALABRAS. Un sentido homenaje a Pavle Vujcic.

Crónicas dominicanas

Foto cortesía de David Soto
El pasado 28 de julio de 2017 falleció en esta capital, el violinista Pavle Vujcic. Su último concierto con la Orquesta Sinfónica Nacional de la República Dominicana, donde se desempeñó como concertino durante 32 años, había sido apenas unos días antes.
Anoche, 9 de agosto, en el concierto que ofreció la institución, primero después de su deceso, le tocó a su asistente, Zvezdana Radojkovic, ocupar su puesto; y ella, con tan solo un gesto, le rindió un sentido homenaje al músico, quien fuera su amigo y su cómplice desde los tiempos en que estudiaban en el Conservatorio de Belgrado.
Ella consiguió poner de pie al auditorio. Primero pensé que el público no se había dado cuenta del significado de lo que ella acababa de hacer, pero al prolongarse los aplausos, ponerse de pie todo el público y aplaudir con insistencia, supe que todos habían entendido la señal, el homenaje al querido amigo y al excelente músico.
Zvezdana, primero reverenció al público, y luego, en un sentido gesto, hizo lo mismo con la silla en la cual se iba a sentar, en la que desde temprano había colocado una rosa blanca con un crespón. El público pudo entender y sin que mediaran palabras ovacionaron largamente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario