lunes, 18 de junio de 2012

LA CHICA DE IPANEMA VA CON EL TIEMPO


No hace mucho publiqué en la revista Ahora, en Santo Domingo, un pequeño recordatoria por los cuarenta años de la creación de la pieza Garota de Ipanema, hoy, al darme cuenta, la chica cumple diez años más, entonces la sorpresa ante el discurrir veloz del tiempo no me permitió hacer algo mejor, por eso aquí transcribo aquel recordatorio... diez años después.

La música brasileña es una de las más representativas de la cultura americana y su riqueza creativa es reconocida en todo el orbe. De ese enorme caudal brotó Garota de Ipanema (La chica de Ipanema), una pieza que según algunos autores es de las más tocadas de todos los tiempos. De ella se escuchan cientos de versiones en vivo por todas partes y cada año salen al mercado millones de discos que la incluyen con muy novedosos arreglos. Esa pieza maravillosa la compuso Antonio Carlos (Tom) Jobim en colaboración con Vinicius de Moraes en 1962.

Tom Jobim había nacido el 25 de enero de 1927 en Rio de Janeiro y cuando era aún muy pequeño su familia se fue a vivir a la playa de Ipanema, un lugar que entonces estaba por descubrir a los ojos del mundo. Allí comenzó a estudiar música y siendo un jovencito comenzó a involucrarse en un nuevo movimiento de la música brasileña que se tocaba en los locales de Copacabana, una fusión de samba, música afro-americana y jazz que se denominó bossa nova y que luego se expandió por todo el orbe. 

En la década del sesenta, Tom Jobim viajó a los Estados Unidos donde la bossa nova tuvo enorme aceptación y allá grabó algunos de sus mejores discos.

En los setenta inició la búsqueda de un nuevo estilo, y tomando como referencia las sonoridades más tradicionales de Brasil creó temas referidos a la naturaleza y produjo los discos Matita Pere, Urubu y Terra Brasilis. 

La Garota de Ipanema es un icono en Brasil y representa, como ninguna otra pieza, la belleza de aquella playa y de las mujeres que por ella se pasean. Después que el tema alcanzó fama internacional, incluido un Grammy en 1964, los autores revelaron que la hermosa adolescente Heloisa Eneida había sido la musa que les inspiró, motivo suficiente para que ésta alcanzara también gran popularidad. La jovencita adoptó entonces el nombre artístico de Helo Pinheiro y se convirtió en una muy aclamada presentadora, actriz y modelo y llegó incluso a publicar su biografía. 

Tom Jobim murió el 8 de diciembre de 1994 en el hospital Monte Sinaí, en Nueva York, pero su Chica de Ipanema es aún la misma adolescente, y en 2001 la Academia Latina de la Grabación (LARAS) la incluyó entre las primeras 17 piezas que inauguraron el Nuevo Salón de la Fama del Grammy Latino. En 2002 (2012), a cuarenta (cincuenta) años de su creación, Garota de Ipanema aún se pasea bella, esbelta y admirada por todo el mundo, encanta a los amantes de la buena música y los versos que la describen se cantan en casi todos los idiomas. 


Olha que coisa mas linda

mas cheia de graça

é ela menina

que vem e que passa
num doce balanço a
caminho do mar.

Mira qué cosa más linda,
más llena de gracia,
es esa niña
que viene y que pasa,
en un dulce balanceo,
camino del mar.http://www.ahora.com.do/Media/pix.jpg



Artículos relacionados: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario